top of page

La importancia de consumir pequeñas marcas


La sostenibilidad está de moda y en Dimoana ¡nos encanta que sea así! Cada vez sois más las que os animáis a consumir pequeñas marcas, contribuyendo a hacer de la industria un lugar un poco más sostenible y amable, además de hacer realidad los proyectos de las personas que se encuentran detrás.


Pero, además de esto, ¿qué más ventajas tiene consumir marcas pequeñas y locales? En el post de hoy os lo explicamos para daros el empujón si estáis pensando en haceros con una prenda que reúna estas características.

¿Imaginas que solo existieran grandes marcas de ropa o moda fast-fashion? Las pequeñas marcas ayudan a fomentar la diversidad creativa con piezas únicas y especiales que darán ese toque a tus looks. Además las marcas pequeñas siempre estarán más atentas a los detalles, cuidando cada elemento desde los diseños de las piezas hasta su packaging para hacer de la compra una experiencia única. Así como siempre que viajamos preferimos comer en sitios locales en los que se mime la comida casera, con la ropa pasa igual. Al existir una oferta de productos hechos localmente, crece con ellos la diversidad creativa, cultural y comercial de nuestras comunidades.


Comprar por internet cada vez es más común, aunque aún hay quienes se lanzan a abrir su pequeña tienda o quienes no renuncian a ella después de años al frente de un negocio. Comprar en estas tiendas promueve que lo invertido en ellas y en la zona merezca la pena. Consumir en una pequeña tienda hace que aumente su disposición a desarrollarse y a crecer lo que, a su vez, puede ayudar a que su espacio o su barrio se aprecien o sean mejor valorados.


Este punto va muy asociado al anterior, aunque tanto si es un negocio online como físico, la compra de pequeñas marcas puede ser un fuerte aliciente para generar más puestos de trabajo y hacer que el negocio crezca exponencialmente. Todo ello sabiendo que sus valores de sosteniblidad e igualdad también serán aplicados a los trabajadores. Las pequeñas marcas son fuentes de trabajo para personas de la misma ciudad.


Si un producto se fabrica cerca de nosotras, las probabilidades de que la marca nos pueda transmitir exactamente cómo está hecho aumentan. Esto promueve una industria nacional del diseño mucho más transparente.


Una marca de diseño local tenderá a crear productos atemporales que duren muchos años, porque su prioridad será favorecer las compras inteligentes, no las compras compulsivas recurrentes. Todo ello en contraposición a la moda rápida que está hecha únicamente para vender en el menor tiempo posible, sin atender al diseño, la calidad o la mano de obra.



Si dudabas en comprar algún producto local y pequeño estas son algunas de las ventajas. Recuerda que el cuidado del medio ambiente también está en lo que consumimos y la manera en la que lo hacemos. Si todas aportamos nuestro granito de arena, podremos lograr un gran cambio.


23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page