La sostenibilidad de la generación Z


‘’Es una generación que se preocupa por lograr que la moda sea sostenible y cada vez es más consciente del medio ambiente’’.



¡Hola chicas! ¿Qué tal estáis?


La generación Z está cambiando las reglas de la moda, transformando el activismo ambiental y social en hábitos de consumo que incorporamos a nuestro estilo de vida.


Cada día nos hacemos oír con más fuerza, como un canto al unísono que se eleva alrededor del mundo, resonando en los espacios más recónditos de nuestro planeta.


¿Y qué nos motiva? Ni más ni menos que


exigir cambios a los líderes del mundo para que sus decisiones sean más sostenibles con el planeta; tenemos la certeza de que sus convicciones importan y que tienen la capacidad de transformar el futuro con su voz.


Hoy exploramos el daño de la moda rápida y cuestionamos hasta qué punto el cuidado de la generación Z por el medio ambiente, sus buenas intenciones y los planes de crecimiento personal se extienden a los hábitos de compra.

Pero, previamente, es importante aclarar que los miembros de la generación Z no están definidos por fechas de nacimiento específicas. Sin embargo, se consideran componentes de esta generación aquellos que nacieron aproximadamente entre finales de la década de los noventas e inicios de los 2000.


 

- Vestir con responsabilidad es el secreto de la generación Z -

La consciencia que esta generación posee sobre el impacto que sus acciones tienen en nuestro planeta los lleva a buscar la mejor alternativa que tengan a su alcance. Para ellos, consumir de la manera en que lo veníamos haciendo ya no es posible. El fast-fashion no es una opción viable, y consumir moda sustentable por el simple hecho de comprar, tampoco se justifica.


La clave está en encontrar un equilibrio entre consumir moda sostenible o marcas responsables de manera consciente y consumir menos en general, para reducir la basura textil.


¿Qué muestran los hábitos de compra de la generación Z sobre su supuesta conciencia ecológica?

Nos sumergimos en los hábitos de esta generación, cuestionando hasta qué punto esta mentalidad sostenible se extiende a sus prácticas de compra.


Contemplamos si se trata de un tema generacional o de consumidor.



‘’La generación Z está reinventando la industria de la moda, de tal forma que se ajuste a sus necesidades y valores’’.



¿No deberían responsabilizarse las grandes empresas que causan el mayor daño? Después de todo, el marketing es uno de los factores que llevan a los consumidores a comprar, al igual que la presión social, las circunstancias financieras, la accesibilidad e incluso el greenwashing.


Las marcas de moda rápida, notoriamente poco éticas, han aumentado enormemente su popularidad en los últimos años. Obviamente, la Generación Z no somos los únicos consumidores de fast fashion, ni tenemos la culpa de las prácticas nocivas que llevan a cabo estas empresas. Sin embargo, sí que somos responsables de que la demanda y el volumen de oferta a un precio más bajo están aumentando cada vez más.


Aunque las marcas de moda "ultra" rápida son cada vez más populares entre nuestra generación, también lo son los sitios y tiendas de segunda mano y de reventa. Pero, ¿pueden estas opciones coexistir con el fast fashion? La respuesta es sí, pues fomentan entre los compradores la compra de artículos baratos al por mayor para, cuando estos pasen de moda, venderlos o donarlos cuando estén pasados ​​de moda.


Esta es una prueba más de que esta es una generación especialmente preocupada por llevar a cabo el cambio sistémico que ayudará al medio ambiente. Muchos jóvenes estamos modificando nuestra dieta, cambiando hábitos de compra y concienciándonos por un cambio ambiental positivo. Todo ello con la esperanza de revertir los problemas que algunas industrias han causado en nuestro planeta.


 

¡Qué tengáis una feliz semana y nos vemos en el próximo post! <333

35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo