Lidiar con la ansiedad climática


La ansiedad climática describe el miedo colectivo como consecuencia de la suma de pánico de las personas con conciencia ecológica. Todo esto, a medida que la sociedad se vuelve más consciente de la crisis que vive el planeta. Si bien es importante ser consciente del cambio ambiental, debemos ser capaces de alejarnos de los problemas del cambio climático. Si no, nos vamos a paralizar en una rutina ansiosa, impotentes para hacer un cambio. Tenemos la responsabilidad individual de cambiar, pero si no nos desenmascaramos de los problemas globales inabordables tendremos problemas para disfrutar el presente.


Los jóvenes, en particular, sufren de eco-ansiedad. Muchos se sienten inseguros y temerosos por el futuro; no es ningún secreto que sus vidas se verán gravemente afectadas por el cambio climático. Si bien estos sentimientos son válidos, no debemos permitir que estas ansiedades dicten nuestras vidas y restrinjan nuestro disfrute.


Exploremos algunos métodos para hacer frente a la ansiedad climática, para que podamos aprovechar al máximo el nuevo año.


 

¿Cómo podemos lidiar con la ansiedad climática y convertir el miedo por el futuro en un cambio proactivo y positivo?


Puede ser aterrador enfrentarse a la realidad de la crisis climática. Sin embargo, leer libros sobre cómo y por qué nuestro mundo está cambiando puede brindarte consejos bien documentados para marcar la diferencia. Esto te dará una sensación de control sobre la situación, ya que sabes que estás haciendo lo mejor que puedes por el planeta.


Comparte tus aprendizajes sobre el clima con amigos, familiares y seres queridos. Anímalos a hacer cambios en su estilo de vida para ayudar al planeta. Utiliza tu nuevo conocimiento como tema de conversación para abrir debates con las personas que te rodean y cuestionar instituciones y políticos. La educación es la mejor manera de alentar a las personas a realizar cambios positivos.

Fíjate metas realistas y siéntete orgulloso de ti mismo por hacer cambios pequeños pero significativos. Es bueno estar al tanto del panorama general, pero a veces puede ser abrumador. Si bien tus propias acciones son increíblemente importantes, no todo depende de ti. En lugar de gastar tu energía en sentirse nervioso por el futuro, canaliza tus miedos en acción. Presiona a las corporaciones más grandes para que modifiquen sus modelos de negocio a favor de nuestro planeta o envía un correo electrónico a tu parlamentario local exigiendo que aborden la crisis climática en sus políticas.


Hacer pequeños cambios en nuestro estilo de vida es una buena forma de sentirnos en control al saber que estamos haciendo lo que podemos para ayudar al planeta. Para ayudarte a sentirte menos abrumado, investiga modificaciones sencillas que puedes hacer en tu vida para hacerla más ecológica.



¿Se te ocurren más consejos para las personas que luchan contra la ansiedad climática? ¡Cuéntanos!




7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo